“De niño a hombre”

.10615375_876844745660694_4010142513145212723_n

Los nervios y la impaciencia me impidieron dormir aquella noche. Para mí la llegada de la mañana significaba algo muy especial, significaba el cambio, un antes y un después en mi vida a pesar de ser un niño de 7 años.

Recuerdo aquel día con todos sus detalles, mi abuela decía que la lejtama (circuncisión) es el primer paso para convertirme en hombre, y yo tenía muchas ganas, así que esa mañana me desperté temprano, vestido con una darra blanca y un collar hecho con hierbas naturales que colgando de mi cuello, me dirigí junto con mi madre hacia el centro de salud de la daira, el miedo se apoderaba cada vez mas de mi, pero las ganas de demostrar mi valentía prevalecían sobre todos los sentimientos.

El Centro de Salud estaba lleno de niños vestidos de igual forma, podía ver en sus ojos la confusión que yo también sentía, y es que la aglomeración de la gente que hacía de nosotros el centro de atención nos hacía sentir como pequeños héroes; Héroes con mucho miedo.
Y llego mi turno, tenía el corazón a mil, una mezcla de sentimientos que no sabría explicar bien. Sentía miedo, entusiasmo y alegría, y eso a decir verdad, me provocaba mucha confusión. Dentro de la sala había un hombre que vestía una bata blanca, acompañado por dos mujeres que se acercaron a mí con mucha amabilidad, pero yo me agarre fuerte a mi madre que me cogió en brazos y me acerco a una camilla, quizás mi miedo era tan grande que no sentí absolutamente nada solo los gritos de alegría de las mujeres y los jaleos y cánticos con los que me recibieron al salir de aquella sala, me hicieron saber que todo había pasado, que ya había dado el paso, aquel paso hacia la hombría del que tanto me había hablado mi abuela en ese momento me sentía realmente como un héroe, pero esta vez sin miedo.
Mi madre me llevaba en brazos yo estaba muy sereno, ya había perdido el miedo, el camino hacia nuestra jaima fue marcado por los gritos de alegría de mis tías, primas y algunas vecinas que desde que salí de aquella sala no han parado de darme caramelos, galletas y todo tipo de chocolatinas, a la vez que me besuqueaban y abrazaban.
Llegamos a nuestra jaima y estaba mi abuela en la puerta de la jaima, y justo cuando le lance una mirada desde los brazos de mi madre ella soltó un grito de alegría (tzagrita) que a diferencia de todos aquellos gritos que llevaba oyendo en el camino, aquel grito de alegría de mi abuela hizo que un extraño escalofrío recorriera todo mi cuerpo, fue la primera vez en mi vida que me sentía realmente importante.
Todos los vecinos, amigos y conocidos venían a verme durante todos los días siguientes no he parado de recibir caramelos y mas caramelos, dinero, regalos, palabras de ánimo que alababan mi valentía además de ser en todo momento el centro de atención de mi madre que se pasaba el día y la noche cuidándome y reaccionando rápidamente con cualquier quejido o protesta de dolor que yo pudiera hacer sobre aquella pequeña herida.
Y apenas una semana después ya estaba jugando con los demás niños presumiendo de mi valentía, y de la cantidad de regalos y caramelos que había recibido. Una de aquellas noches volviendo de jugar sentí una tremenda nostalgia por volver a vivir todo aquello que viví durante esos días tan mágicos, quería volver a ser el centro de atención, recibir caramelos y que las mujeres me jalearan con sus cánticos y gritos como un héroe pero mi madre me dijo que Lejtama solo se hace una vez en la vida, y quizás inconscientemente en ese momento la vida me estaba dando una de las lecciones más importantes y es que las grandes cosas que marcan nuestra existencia solo pasan una vez.

Anuncios

7 pensamientos en ““De niño a hombre”

  1. Pingback: De niño a hombre | Voz del Sahara Occidental en Argentina

  2. Pingback: RESUMEN SEMANAL DE NOTICIAS SOBRE EL SAHARA OCCIDENTAL (ENTRE EL 10 Y EL 17 DE ENERO DE 2015) – Nº 124 | Voz del Sahara Occidental en Argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s