40 años y se dice poco…

Nuestra llama jamás se apagará,

porque nuestro compromiso jamás se romperá.

RASD, felicidades a todo el pueblo Saharaui y simpatizantes de esta noble y justa causa.  40 años, ¿Quién iba a decir que aquello que estaba bajo el colonialismo tras siglo y medio daría tanto que hablar? Que poco tiempo de su fundación ya sería reconocido por todos los países vecinos y unos cuantos van ya entre los que no está ni de asomo España.

Es curioso, pero cada vez que celebramos algo los Saharauis,  sea lo que sea como sí es que en un Parlamento de una Comunidad Autónoma se haya mencionado por lo bajo el Sáhara,  ya está el gobierno poniendo la zancada posible e imposible porque a nivel central no vaya a más… Es curioso a la par que los medios de comunicación una y mil veces en todos estos  años no hayan dedicado ni un pequeño espacio como si es en  una columna de esas de “felices 40 años RASD” como quien felicita a su hija su cuarta década en silencio para que sus amigos les tiren de las orejas… y seguiría una lista de unas cuantas curiosidades que no dejan indiferente a nadie, bueno sí a las tantas generaciones que hemos nacido en el exilio y otras tantas que viven bajo la ocupación marroquí.

10410771_10205077684054926_3500573822623063505_n

Bueno a lo que iba, hoy 27F, estarán los Campamentos de Refugiados de gala, todos pendientes de los niños que hoy desfilan para que el mundo o quien tenga oídos aún escuche su verdad. Desfilan vestidos y alzando su pequeña bandera con orgullo como quien pasea un trofeo olímpico, a la vista de quien les aplaude por 40 vez consecutiva. Pero allí siguen, es de admirar.

Es de admirar, que hoy los ancianos, los fundadores esos que vivieron su adolescencia y juventud bajo la bandera española en sus años de gloria, esos que vivieron la ocupación y posterior saqueo marroquí, los mismos que viven su vejez en el desierto más inhóspito, hoy estén a la sombra de una bandera alzada mientras el viento sopla poco a poco a su favor.

Es de admirar, y cómo no  ver como construyeron con sus propias manos los Campamentos, ver como lo administran año tras año y verlas como gestionan todo un pueblo, verlas como madres, y asentadas con total normalidad en una sociedad que no deja de crecer bajo su mirada inquietante, sí. Son esas madres de piedra, que hoy como todos los días felicidades.

10922707_10205022455554248_4819577532912038014_n

Felicidades RASD, felicidades pueblo Saharaui y simpatizantes, seguid, no decaigáis ni un segundo, cuando las cosas vayan mal, alcen la mirada, fíjense en todo lo que hasta hoy han conseguido, fíjense en los tantos pueblos que nos han reconocido, fíjense y mucho en las arrugas del anciano que hoy con su “darra” canta el himno con lágrimas en los ojos y con la única pregunta del “cuándo será el día que descansa en su casa” fíjense también y mucho en el niño que lleva una bandera, ese mismo que ha cogido el micrófono hace 40 años para hablar de su República Árabe Saharaui Democrática, fíjense, porque sus voces se están escuchando. Desde aquí felicidades.

Benda Lehbib Lebsir.

Imágenes: Carlos Cristóbal.

 

Anuncios

Un pensamiento en “40 años y se dice poco…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s