Un acogimiento TEMPORAL.

                                              
 

Lo bonito y gratificante del proyecto Vacaciones en Paz es eso, el lazo que se crea entre dos mundos totalmente distintos, dos familias, dos culturas, y el único vínculo entre ambos es el niño. El lazo se estirará, se aflojará, pero nunca se debe romper.

Por un lado, cuando los niños llegan a España por primera vez cuesta, y cuesta bastante, lo que es la adaptación social. El contraste de costumbres, idioma y rutinas hace que los primeros días sean un poco difíciles para el niño pero también para la familia.

Mi madre saharaui, siempre decía que “os acogen con los abrazos abiertos, debéis de comportaros como es debido” y en gran medida es así o eso intentamos en la mayoría de los casos.

Por otro lado, no todas las familias son iguales, ni todas tienen el mismo conocimiento de la causa saharaui cuando acogen por primera vez, cosa lógica, ni tampoco todas se involucran por igual una vez que el niño ya no le corresponde venir y deja paso a otros. Pero si hay que destacar algo, es que todas tienen un denominador común y son las ganas de ofrecer su cariño, afecto, y desde mi experiencia creedme que se agradece.

El programa de Vacaciones en Paz es de gran interés para el pueblo saharaui, y sus resultados son magníficos. Pero a veces las cosas se hacen mal, se nos olvida que esos niños tienen padres, hermanos, amigos… y el niño saharaui se queda en España y tras muchos años nos acordamos, en el mejor de los casos, de que tiene que regresar. Y la culpa de no haber hecho las cosas bien siempre es de alguien ajeno (el famoso pasaporte, o los papeles para las familias saharauis que desconocen el tema).

Luego, claro, conoces a las madres biológicas y les ves llorar lágrimas a mares, desconsoladas por que hace años que el niño no va, ¿sabrá quienes somos o ya no?  Me preguntaba una conocida que lleva nueve años sin ver a su hijo. Ahora bien, ¿Es justo eso lo que queremos para el niño al que ya consideramos como nuestro hijo?

“Eres mi hija pero también tienes tus padres” me recalcaba mi padre de acogida cuando hablábamos de este tema, el mismo al que le preguntan por mí y siempre responde con lo mismo: “nos ha robado las tres C, CABEZA, CORAZÓN Y CARTERA.”

Puede ser que; algo estamos haciendo mal, no sé si en el “Vacaciones en paz” o en otro tipo de proyectos, cuando nos “apropiamos” de niños que tienen padres, origen, costumbres, etc.
Está muy bien la labor y el esfuerzo por parte de la familia acogedora de darles una oportunidad para que estudien, se formen, y sean alguien en el futuro, ¿pero ser alguien en ese futuro incierto es eso de que pierdas tus orígenes y seas don nadie para los tuyos? ¿Es eso lo que quisiéramos que hicieran a nuestros hijos biológicos?

Dicho esto, a todos los que os esforzáis día a día porque mantengamos el contacto vivo con los nuestros, para que no se nos olvide nuestro destino pero tampoco nuestro origen, gracias.
Desde aquí deciros que ese lazo, ese vínculo,  jamás se romperá.

Y que bonito es poder añadir una “S” a la palabra más bonita dicha por un hombre PADRES, es la suerte de tener cuatro padres y el doble en todo.

               ¡Porque somos vuestros hijos, pero también tenemos nuestros padres!

Benda Lehbib Lebsir.

Imagen:Juanjo Miera.

Anuncios

4 pensamientos en “Un acogimiento TEMPORAL.

  1. Yo creo que en lo primero que se debe hacer hincapié al presentar el programa es de que se trata de niños muy queridos, con recursos limitados, pero por lo general muy queridos y que tienen sus padres y sus familias, que no es una adopción.
    ¿Qué pasa? Que hay veces que o no se explica bien, o se trata de personas sin hijos con tantas ganas de tener un niño en casa que luego se lo quieren apropiar y hay follones.
    Cuando se acaba VEP y algunos niños entran en el proyecto Madrasa, yo creo que los padres biológicos deben ser conscientes de que la criatura va para mayor y, aunque siga en contacto, luego puede decidir quedarse en España y se le debe respetar.
    Eso sí, llegar a adoptarla como en el tema de Maloma, lo veo muy delicado pese a que entiendo a sus dos madres. Vale que ella quiera, pero, ¿y esa madre, que la llevó dentro 9 meses y se sacrificó para que estudiara fuera? Yo le hubiera pedido permiso antes a su madre, pero es duro, por una parte la niña quiere, pero por la otra es traicionar la confianza de una mujer que te confió a su hija… Es difícil. Conste que yo apoyo el derecho de esa chica a decidir como mujer adulta y libre, que nadie se lo debe conculcar.
    Yo lo que veo fundamental en todo niño, ya sea acogido o adoptado, es no perder las raíces, porque sin nuestras raíces no somos nadie.
    Un beso!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Totalmente de acuerdo con usted y creo que es lo que he intentado decir y explicar en este post “tan personal” y a la vez diferente a los otros que he publicado.
      Podremos estar donde queremos, con quien queramos pero los padres son los padres y es una línea roja que todos debemos tener en cuenta a la hora de acoger ya sea en vacaciones en paz o en Madrasa. Lo digo, porque he sido de ambos proyectos y se perfectamente lo duro que es ver a una madre llorar que es más “normal” en una despedida a sabiendas que hasta dentro de un año no te vuelve a ver y si esa despedida fuera la ultima?
      “No hagas lo que no quieras que te hagan” ayuda a cambio de cosas no materiales afecto, cariño y demás pero no a cambio de una persona… Es la solidaridad mal entendida.
      Un saludo.

      Me gusta

  2. Primera vez que entro en esta págin, ya que va a ser la primera vez que acoja un niño en el programa Vacaciones en Paz. No veo porqué tiene que haber problemas para su retorno. Como puede darse que el niño no pueda regresar pasados los dos meses. Si podeis explicar algún caso concreto, mejor. Me ha parecido un poco inquietante. Saludos.

    Me gusta

    • Hola buenas noches.
      En ese aspecto me refiero a las familias que a través del vacaciones en paz se quedan definitivamente con los menores, y luego pasado un tiempo esos niños no vuelven a los campamentos y los conflictos son evidentemente mayores.
      Hay casos de ese tipo,por eso decía que hay que ser conscientes de que los niños tienen padres y que solo es un acogimiento temporal.
      Muchas gracias por su colaboración en él vacaciones en paz. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s