15 Años en Casa.

Creí que era una aventura pero en realidad era vida.

Esto es como las buenas decisiones, siempre se dejan para el final. Hablar de mi familia lo he hecho siempre que he tenido oportunidad de ello y esta vez no iba a ser menos, la ocasión lo merece, y digo ese MI posesivo, porque son mi familia y así me siento en casa, como una más.

Desde el primer día supieron encajarme a la perfección a una familia ya hecha, un matrimonio, dos hijas, y un tío que no deja de ser un hermano para mi. Supieron exprimir al máximo aquel verano que daría un giro de 180 grados en nuestras vidas. Soy afortunada lo sé, me habéis demostrado esos valores que día tras día he intentado “imitar”, esa humildad, generosidad, sencillez y bondad que os he intentado robar más de una vez. Gracias.

Me sumo al aplauso unánime de todos aquellos que creen que las familias acogedoras son un pilar imprescindible en la vida de los niños que acogen. Y así es. Sois mi familia. 15 años y se dice poco, habéis estado a la altura y os confieso que sois la mejor familia que jamás soñé tener, habéis apostado por ayudar a mi pueblo, mi familia y por supuesto a mí personalmente, me habéis brindado todas y cada una de las posibilidades de crecer y sobre todo de creer en que un obstáculo para quien tiene ganas, nunca puede existir.

Me habéis enseñado un idioma, una cultura, un saber estar y sobre todo habéis respetado mi idioma, mi cultura y mi “estar a dos caballos” como quien dice. Gracias familia.

“Dos de las cosas que más nos asustan en la vida, son las decisiones y los cambios”.

Tras muchos veranos yendo y viniendo, aterricé para quedarme, me quedé a estudiar, y los años siguen pasando, la decisión fue meditada, el cambio brutal y ahí estuvisteis día sí y día también y el resultado fantástico.

Gracias por apoyarme, enseñarme, entenderme, cuidarme, quererme, y sobre todo por ser mi FAMILIA. No nos elegimos, está claro, pero aquí estamos como que fue ayer cuando papá quiso un “chiguito” y aparecí yo en casa.

Una de las mayores suertes de la vida, es poder compartirla con quien quieres y te quiere, y yo tengo esa suerte. Brindo por estos 15 años, y por otros 15 como poco… Gracias.

Benda Lehbib Lebsir.

Anuncios

3 pensamientos en “15 Años en Casa.

  1. Que orgullosos deben estar tu familia de acogida, que bien lo deben haber hecho, viendo como brotan esos comentarios llenos de gratitud y cariño……. Un besazo….. Benda……., que Grande eres……..

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s