Ser maestro en un Campo de Refugiados.

La función de la educación es enseñar a pensar intensa y críticamente. Formar inteligencia y carácter, esa es la meta de la verdadera educación.

Martin Luther King

Es tan curioso como real, vengo de un sistema educativo totalmente ordenado y desordenado al mismo tiempo, en el que me han dado clase maestros que no lo eran. En el campamento de Refugiados de Tinduf, cuando se asentaron hace 40 años, la educación era el arma más poderosa, entendiendo tal cual el mensaje de Nelson Mandela de que hay que educar para ser personas.

Así, profesores sin experiencia en el terreno educativo se lanzaron a dar clase como quien va a una guerra sin armamento, con el fin de tener un buen resultado y con el objetivo de inculcar la experiencia para hacer de esas personas un ser íntegro en su sociedad. Como digo anteriormente, me han dado clase maestros que simplemente leían la lección, e incluso a veces ni eso, nos la mandaban leer a nosotros y nos corregían de vez en cuando y con ello daban por realizada su clase.

10991308_10205155029548515_807961821573794838_n

Por otro lado los castigos. Su afán era castigar por enseñar y no se si la última juega bien con la primera o no, pero la disciplina estaba bien servida entre los alumnos. Como todo y en todos los lados, había maestros simpáticos, rectos, altos, bajos, vocacionales … de todo como en todos los sitios.

10838106_10204718570717317_789299456001453769_o

No es fácil ser maestro en un Campo de Refugiados, no es fácil dar sin tener, ni tampoco es fácil preparar a una generación que el día de mañana te “eche en cara” su éxito o derrota en el ámbito escolar. No es fácil madrugar y andar en ocasiones kilómetros teniendo la carga de corresponder sin tener ningún beneficio personal, no es fácil ponerse frente a 35 alumnos o más, porque allí no hay ratio de tope de alumnos en un aula, y situarles en la realidad con sus peculiaridades, problemas, etc. No es fácil, no.

10974518_10205155040788796_5615047979628384253_o

A veces, y desde aquí lo digo, no es fácil venir de un sistema totalmente “desnudo” de recursos e instalarte en otro y lo que es más complicado: ser brillante. Pero es un orgullo estar a caballo entre dos mundos y volver aunque sea en un camello, para ser profesora en un sistema semidesnudo… Porque vamos avanzando, incluso en el campamento de Refugiados.

Benda Lehbib Lebsir.

Imágenes: Carlos Cristobal.

Anuncios

Un pensamiento en “Ser maestro en un Campo de Refugiados.

  1. Pingback: RESUMEN SEMANAL DE NOTICIAS SOBRE EL SAHARA OCCIDENTAL (ENTRE EL 24 Y EL 31 DE OCTUBRE DE 2015) – Nº 164 | Voz del Sahara Occidental en Argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s